Inicio

El Mercado del Parian

El Mercado del Parian Un poco de historia.
 
La actual manzana que ocupa hoy el Parían, era en el siglo XVIII una plazuela llamada San Roque. Durante la época de la colonia esta plaza servía para la comercialización de los productos locales. Cabe mencionar que los comerciantes que se establecieron en esta plaza antes vendían en el zócalo, pero fue debido a un incendio (pues sus locales eran cajones de madera) que se trasladaron a lo que hoy es el Parian. En este edificio se construyó un mercado para el comercio en pequeño, especialmente para la venta de ropa  y mercancías  usadas. Los puestos donde se vendían se llamaban cajones de ropa por la forma y por ser de madera. El Arquitecto Antonio Santana Maria Inchaurrigui, terminó el edificio en 1801, la construcción estaba cubierta en su mayoría por ladrillo y azulejo de Talavera muy al estilo poblano, justo como lo conocemos el día de hoy.

Etnografía

El Mercado del ParianEl Parían, o mercado de artesanías, forma parte de un circuito turístico en el centro de la ciudad de Puebla. Es un sitio obligado para la mayoría de los turistas que visitan la ciudad de Puebla. Aquí podemos ver diferentes comercios en los que se ofrecen productos típicos del estado de Puebla y de la región. Entre otras mercancías están la Talavera, tazas, placas, tibores, azulejos, cruces, vajillas, campanas,  lámparas; artesanías de madera, como juguetes, aparatos para masaje, esculturas, adornos para el hogar; onix y mármol principalmente figuras de animales y algunas antropomorfas que son de ornamento. También podemos ver vidrio soplado, juegos de jarras con vasos, además del barro en sus diferentes expresiones, desde jarritos hasta portagarrafones decorados, también hay variedad de artículos de artesanía manual como pulseras que combinan el onix, madera, mármol etcétera. Los textiles se presentan en diversas formas, sarapes, cobijas, manta y playeras con motivos del estado de Puebla, pero también se puede ver diferentes playeras del EZLN y de grupos de rock, postales, dulces etcétera. Un dato importante es que en la mayoría de   las mercancías se pueden ver representaciones del estado, como la ciudad de cholula, representada por la iglesia sobre la pirámide, pero destacan los volcanes, los ángeles y la catedral como principales elementos para "vender" sus productos.

Es importante decir que este es un lugar turístico y de paso principalmente. Desde las diez de la mañana se empieza a registrar comercios abiertos, cada persona   comienza a sacar sus mercancías, desde esas horas ya los turistas comienzan a visitar el lugar. Llama la atención lo colorido de las mercancías, y la forma arquitectónica del lugar, el piso empedrado de color rojo y amarillo, la fuente, las bancas y el Beato Sebastián de Aparicio, etc. El pasillo más visitado es el de en medio, los otros dos presentan poca afluencia, principalmente el que está al lado oriente.
 
El Mercado del ParianDe los personajes que utilizan este lugar son principalmente turistas extranjeros como del país, poca gente de la ciudad viene a aquí "mira principalmente son personas que vienen de otros lugares del país y los gringos, también alemanes, franceses y españoles, de la ciudad son pocos, excepto cuando vienen de paso y les gusta algo lo compran o cuando ya saben que aquí consiguen determinadas mercancías como la Talavera o el onix, pero son muy contadas las ocasiones, mas, mas, es turismo extranjero".  (Testimonio don Luís comerciante del lugar). Sin embrago, por la noche el lugar es un punto de reunión de jóvenes, pues de ahí parten a los antros que se encuentran cerca o al salir de estos, llegan a cenar en los puestos que permanecen abiertos. También se puede ver a ciertas horas escolares que lo utilizan como punto de referencia o para venir a comprar pulseras.

La actividad acaba cerca de las ocho o nueve de la noche, según como haya turismo, mencionan los comerciantes. Después el lugar cambia, diferentes grupos de jóvenes se dan cita para esperar a otros más, para ir a diferentes bares que se localizan cerca de aquí, los comercios que sólo se quedan   hasta la madrugada, son los de comida que son tres un carrito de hot dog que se pone en la dos oriente y los otros del lado de la cuatro oriente,  estos de molotes, chalupas, pelonas (vale mencionar que durante el día estos mismo puestos venden gorditas y quesadillas) que esperan a que salgan a los jóvenes de los antros, pues dicen que son su principales clientes. Ahí mismo en la noche se estacionan taxis que esperan a todos estos jóvenes para ofrecer el servicio.

Ubicacion:

El Mercado del Parian

   Texto: Antropóloga Lizbeth Samano Rito y Daniel Ramos García
   Fotos: Daniel Ramos García
        La Noche Urbana